Sarichioi para unas vacaciones perfectas
Home » Aves en el delta del Danubio » Charrán común

Charrán común

El charrán común (Sterna hirundo) es una especie de ave Charadriiforme de la familia Sternidae. Es un ave marina de distribución circumpolar en regiones templadas y subárticas de Europa, Asia, este y centro de Norteamérica. Es un gran migrador, pasando el invierno en océanos tropicales y subtropicales. Es a veces conocido como golondrina de mar.

Este es un charrán de tamaño medio, 34-37 cm de largo y 70-80 cm con alas extendidas. Se confunde fácilmente con el similar charrán ártico (Sterna paradisaea) y el charrán rosado (Sterna dougallii).

Su fino y afilado pico es rojo con extremos oscuros. Las largas patas son también rojas. Sobre las alas muestra una cuña primaria oscura, a diferencia del charrán ártico, en el cual es gris uniforme. Su larga cola se extiende solo hasta la punta de las alas cuando el ave está parada, a diferencia del charrán ártico y rosado, en los cuales sobrepasa la punta de las alas. No es tan pálido como el charrán rosado, y tiene alas más largas.

En invierno, la frente y la parte ventral son blancas. Los charranes comunes jóvenes poseen una extensa coloración de jengibre y carecen del aspecto escamoso de los charranes rosados jóvenes.

El canto es un claro pip-pip, como el charrán ártico pero más lento y menos estridente.

Ponen de 2-4 huevos. Como muchos charranes blancos, es muy defensivo para con su nido y crías jóvenes y ataca a los humanos y otros depredadores grandes, pero a diferencia del más agresivo charrán ártico raramente golpea al intruso, usualmente desviándose en el último instante.

Esta especie se alimenta en colonias en las costas e islas y frecuentemente en la tierra en convenientes lagos de agua dulce. Como todos los charranes, el charrán común se alimenta arrojándose al agua por pescado, en el mar o en lagos de agua dulce y grandes ríos. Usualmente se sumerge directamente, y no caminando y asomándose como hace el charrán ártico. La oferta del macho de pescado a la hembra es parte del ritual de apareamiento. Los charranes comunes alcanzan una edad de 23 años o más en algunas ocasiones.

El charrán común es una de las especies para las que se aplica el Acuerdo para la Conservación de Aves Marítimas Migratorias Africanas-Asiáticas (EAWA).